Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

La necesidad de saber que podemos esperar.


Gerd Gigerenzer escribió en su libro Decisiones Instintivas: “la mente es una caja de herramientas adaptativa con reglas generales creadas y transmitidas genética, cultural e individualmente.” 

Nuestra peculiar caja de herramientas cuenta con diversas herramientas con ciertos errores de fabricación que nos influyen continuamente, seamos conocedores en mayor o menor medida.  

Y, ¿cómo reaccionamos ante los estímulos que no conocemos? La primera investigación sobre este fenómeno se la debemos a Theodor Fechner, que teorizó sobre la reacción de las personas a los estímulos nuevos. Fechner apreció que la reacción solía ser de temor o ansiedad. Pero a medida que las personas iban incrementando su exposición sobre los nuevos estímulos, incrementando la familiaridad, desaparecían los picos de ansiedad o temor. Fechner se encontraba ante lo que se denominaría “efecto de mera exposición”.  

El efecto de mera exposición viene a demostrar que nuestras preferencias no están sólo influidas por nuestro juicio racional, sino que los estímulos favorables o desfavorables están influenciados por el número de veces que nos expongamos a un determinado estimulo. 

Robert Zajonc, autor del artículo “Efectos de la actitud de la simple exposición”, observó tras varias evidencias experimentales que el efecto se produce cuando la repetida exposición a un estímulo no tiene consecuencias nocivas, convirtiéndose finalmente en una señal de seguridad o incluso de satisfacción o bienestar.  

Permitiendo al individuo distinguir objetos y hábitats que son seguros de aquellos que no lo son, estaríamos ante un proceso evolutivo; en primer lugar, para sobrevivir en las cavernas y, actualmente, como base de la estabilidad psicológica y social.  


Esta teoría tiene una estrecha relación con el sesgo de la percepción selectiva, sobre el que puedes leer más en el artículo "Verdad es aquello que quiero creer." que una vez más, desde la industria del consumo haciendo uso de los conocimientos de la psicología social, será ampliamente explotado. La mejor forma de sensibilizar a un individuo que aún está en un estado de neutralidad ante hacía un producto/servicio será la sobreexposición.  

La música es de los sectores que más explotan este sesgo cognitivo, y el mejor ejemplificador de este efecto. Cuando escuchamos una canción en la radio por primera vez, probablemente o nos pase desapercibida, nos guste o nos horrorice, sea cual sea la situación, al cabo de 10 o 15 repeticiones de la canción en cuestión, no solo nos pueda acabar gustando, sino que también acabe en nuestra lista de canciones favoritas de Spotify.  

Este efecto no es lineal; después de 10/20 de exposiciones los cambios disminuyen, y los que quieran explotar quieran utilizar este fenómeno deberán tener en cuenta que la repetición excesiva de cualquier impulso puede acabar provocando el efecto contrario, y lejos de generar en los individuos bienestar estos expresen fatiga por saturación y rechacen nuestro mensaje.  

En consecuencia, podemos observar que este fenómeno nos influye a diario y través de multitud de estímulos que nos llegan desde todo tipo de canales y medios. Sin duda no podemos negar la evidencia de la ventaja que esto representa a la hora de adaptarnos a los cambios. Es un claro ejemplo de que cuando sales de la zona de confort y exploras situaciones que no te resultan familiares, la simple exposición reiterada a las mismas propiciará la adaptación. Posiblemente esta sea una de las grandes claves de la adaptación al cambio.  

La lógica es un método sistemático para llegar con confianza a la conclusión errónea, las mentes son como un paracaídas, sólo funcionan si están abiertos así que abre tu mente hacía el conocimiento de aquellos errores de lógica que pueden influir en tu criterio. 
Negarnos esto sería defender nuestros propios límites y negarnos la evidencia de que si cada día mejoramos un 1% al cabo de un año habremos conseguido una mejora del 365%.  

No te compares con los demás, compárate con quién eras ayer y descubrirás ese 1%.  


Artículos relacionados: Verdad es aquello que quiero creer. http://bit.ly/percepcionselectiva

¡Comparte!

LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.