Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Ventana de Overton. De lo imposible a lo necesario.


Las que conducen y arrastran al mundo no son las máquinas, sino las ideas. Esto pareció tenerlo muy claro Joseph Overton, el que fuera vicepresidente del mayor instituto de investigaciones políticas de Estados Unidos: el Mackinac Center of Public Policy de Michigan.  

Aborto, poligamia, eutanasia, vientre de alquiler, prostitución, tráfico de órganos, pederastia, explotación infantil y otros muchos ejemplos estarían entre los puntos que no serían considerados bajo ningún concepto en según qué agendas políticas. Cada sociedad según su cultura, tradición o práctica religiosa podrá tener un obstinado rechazo o incluso considerarse un tema tabú por parte de la opinión pública. 
En cambio, hay muchos otros temas que están abiertos al debate, adecuándose a lo que en ciencia política se denomina “ventana de Overton”. Un espacio que delimita aquello que entendemos como aceptable, esperamos y exigimos que nuestros representantes políticos fijen en sus propuestas.  

Joseph Overton id una teoría política que describía con preocupante exactitud cómo se puede cambiar la percepción de la opinión pública para que las ideas que se consideraban insensatas, disparatadas, poco éticas o inmorales (o incluso las que atentan contra los derechos humanos) sean observadas como necesarias. 

Se observa cómo esta teoría pretende poner en contexto el concepto de un espacio pequeño y muy delimitado a través del cual podemos mirar unas cosas y no otras. Quienes construyen estas ventanas, a través de las cuales observamos la opinión pública, pertenecen a grupos que cuentan con cierto nivel de autoridad y control político, con un objetivo estratégico e intencional que no siempre contará con el apoyo popular.  

Algunos aseveran que no hay tema considerado tabú que pueda escapar a la eficiencia de esta técnica, que se crea a través de 5 etapas:  
1. De lo impensable a lo radical  
2. De lo radical a lo aceptable  

3. De lo aceptable a lo sensato  
4. De lo sensato a lo popular  
5. De lo popular a lo político  
DE LO IMPENSABLE A LO RADICAL. 

Esta primera etapa se considera que la ventana está cerrada. Estamos ante un tema socialmente considerado “tabú”. La aprobación de cualquier ejemplo mencionado sería considerado poco ético, reprobable, inmoral e inaceptable 

Para iniciar la transición del cambio de opinión se buscará en primer lugar el amparo de la libertad de expresión y se buscará posicionar la cuestión en la esfera científica. Damos por sentado que en el ámbito científico se puede estudiar y teorizar sin tabúes en favor del bien común o de los avances de la sociedad.  

Puede llegarse incluso a aportarse datos extraídos de estudios antropológicos, científicos y culturales que favorezcan la idea inicialmente inaceptable, retirando de este modo la etiqueta de tabú, en gran parte gracias al sesgo de autoridad.

En segundo lugar, se crearán grupos radicales que defenderán la cuestión, ya sean reales o inventados, que propicien un debate en medios de comunicación y redes sociales.  

Amparados por la libertad de expresión, promoverán y distribuirán avalanchas de información abriendo el debate público y social. Ya no estamos enfrentando un tema vetado, reprobable, inmoral o inaceptable, ahora ya se ha convertido en una “idea discutible”.     

DE LO RADICAL A LO ACEPTABLE. 

Una vez se ha alcanzado el objetivo de establecer el debate público, el siguiente paso es conseguir la total aprobación de la opinión publica.  
Apoyados en los estudios y las conclusiones científicas, se hará una máxima difusión de contenido e información que aporte valor a la idea que pretendemos trascender. Se persigue la aceptación insistiendo en lo oportuno de dejar a un lado los prejuicios. Los que se resistan serán vistos como fanáticos que se oponen a la ciencia y al conocimiento. 

Tras condenar la intolerancia de aquellos que siguen oponiéndose a las evidencias aportadas por la ciencia, se procederá a crear un eufemismo que asociará la esencia de la idea que se está defendiendo de su denominación: separa la “idea” de su significado para crear una descripción más amable y aceptable.  
Paralelamente, se crearán precedentes de referencia, históricos, contemporáneos o incluso si fuera necesario inventados, pero que puedan ser legitimizados y que servirán de prueba de que la idea puede ser legalizada y aceptada.  

DE LO ACEPTABLE A LO SENSATO.

Contando con el apoyo de la comunidad científica, los medios de comunicación (que ya se hacen eco de la versión con la argumentación más aceptable de nuestra idea), con la colaboración de los grupos de opinión creados para promover mensajes claves en redes sociales, estarán convirtiendo la propuesta en un derecho común apoyando el argumento con afirmaciones del estilo: “a veces no hay más alternativas...”, “está avalado por estudios X que garantizan su idoneidad...”, “no podemos permitirnos como sociedad cerrarnos a la evolución...” 

Mientras tanto, hemos pasado de lo aceptable a lo sensato. Todos aquellos que sigan oponiéndose serán considerados radicales que están en contra de un derecho fundamental que serían capaces de frenar cualquier adelanto y oprimirían a los miembros de cualquier minoría.  

DE LOS SENSATO A LO POPULAR.

El objetivo de popularizar la idea es una realidad imparable y multitudinaria. Se reforzará su imagen positiva con la colaboración del mundo del entretenimiento a través de películas, series y letras de canciones que seguirán con la labor de divulgación de una imagen positiva, con la ayuda de personalidades de todos los ámbitos y personajes históricos, que serán embajadores defensores.  

DE LO POPULAR A LO POLÍTICO.  

En esta última etapa la ventana de las posibilidades de Overton ha pasado de estar completamente cerrada a estar muy cerca de abrirse de par en par.  
En la conciencia pública se ha podido establecer un nuevo dogma: “la prohibición de X está prohibida”, técnica utilizada por el liberalismo que se articula gracias a la tolerancia como motivo para no prohibir un concepto o idea tabús.  
Los grupos de presión se consolidan en el poder publicando encuestas que “supuestamente” confirmarían un alto porcentaje, siendo partidarios de legislar y legalizar la propuesta en la sociedad.  
La estrategia de Overton ya estaría perfectamente definida, pasando del rechazo absoluto a su legalización y aprobación tanto política como social.  

La ventana de Overton, o también llamada “ventana de oportunidades” ha sido ampliamente demonizada. Se ha llegado decir que: “Es la deshumanización y donde ante nuestros ojos se eliminan uno tras otro todos los límites que protegen a la sociedad del abismo de la autodestrucción”declarado por Gorzhaltsán 

Gorzhantsán ba este argumento en su explicación de la ventana de Overton utilizando como ejemplo la aceptación del canibalismo. Sin lugar a dudas, ¿quién no vería una aberración en una técnica que promueve la aceptación del canibalismo?  

Pero, ¿y si pensamos en los derechos de la mujer como poder votar?, ¿la legalización de la homosexualidad y la posibilidad de que puedan contraer matrimonio?, o ¿la ilegalización de la ablación femenina?. Seguramente veríamos la ventana de Overton como lo que es en realidad, una “ventana de oportunidades”.  

Está técnica, como cualquier herramienta, puede ser empleado con diferentes fines, pero es la sociedad la que tiene la obligación de formarse una opinión crítica, ser capaces de defender sus propias ideas. 

Ser conocedores de que en el pasado no solo se ha ensayado, sino que se sigue aplicando con éxito en el presente nos ofrece la posibilidad de responsabilizarnos de nuestras decisiones. En conclusión: “Curiosamente los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado.” 

¡Comparte!

LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.