Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Estilos de pensamiento, las semillas de la acción. 


Somos lo que pensamos, pero, ¿pensamos lo que hacemos?  

A través del pensamiento planificamos la acción. Cómo construimos nuestro pensamiento está bajo la influencia de nuestros valores y creencias, educación y experiencia, temperamento y personalidad.  
El concepto de pensamiento hace referencia a los procesos mentales, voluntarios e involuntarios, a través de los cuales desarrollamos la forma en que percibimos el entorno, a los demás y a nosotros mismos. Los pensamientos son ese grupo de ideas, experiencias, recuerdos y aprendizajes que moldean nuestra percepción y están regulados por nuestro sistema límbico. 

Nuestro razonamiento está estrechamente relacionado con nuestros instintos más primarios están influenciados por sentimientos y emociones de forma involuntaria. Ser conocedores de este hecho nos ayudará a controlar la forma en que estos actúan en nosotros y nos condicionan así que “no te creas todo lo que pienses”.  

Como individuos estamos compuestos por diversos tipos de pensamiento y conocerlos te dará cierta ventaja en cómo estos contribuyen a tu forma de relacionarte, tomar decisiones o percibirte a ti mismo obteniendo un mayor control sobre ellos.  

No existe un único tipo de pensamiento, poseemos un mayor o menos desarrollo de todos y cada uno de ellos. En los estudios que se han realizado se han clasificado los siguientes tipos de pensamiento que pueden ser un buen punto de partida con el que empezar a trabajar.  

PENSAMIENTO CONVERGENTE/DIVERGENTE:  
Influencia sobre nuestra capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones 

Convergente. Definido como pensamiento vertical o lógico. Recorre conocimientos y experiencias previas para la resolución de un problema en busca de paralelismos que aporten información adicional que nos ayude a tomar una decisión. Suele apoyarse en diferentes rangos y posibilidades para llegar a una conclusión. Se caracteriza por el uso de la razón y la lógica, por mantener un proceso de pensamiento lineal de pasos y procedimientos.  

Divergente. Impulsado a encontrar soluciones creativas a través de fórmulas creativas y propuestas poco convencionales. Dirigido por el ingenio, rompe con los convencionalismos y paradigmas establecidos. Es un pensamiento lateral promovido por las ideas intuitivas, flexibles y creativas.  

PENSAMIENTO SUAVE/DURO: 
Pensamientos vinculados a razonamientos deductivos y de conclusión.  

Suave. Razonamientos etéreos y filosóficos que admiten diversidad de matices. Suelen tener tendencia a ser algo confusos y metafóricos, pudiendo llegar a ser ambiguos o de libre interpretación en las conclusiones finales. Promueve la diversidad de interpretaciones de un mismo concepto. Pensamiento estrechamente vinculado a la filosofía o al psicoanálisis.  

Duro. Vinculado a la ciencia, utiliza conceptos muy definidos y dejando muy clara la conclusión final, evitando contradicciones y ambigüedades. Rigurosamente lógico y específico no deja lugar al error de interpretación. Evalúa de forma lineal utilizando premisas lógicas llegando a una única posibilidad de conclusión final.  

PENSAMIENTO DEDUCTIVO/INDUCTIVO: 
Pensamiento vinculado a la creación de ideas y asociación de conceptos.  

Deductivo. Se basa en una idea universal y abstracta como afirmación para casos particulares. Vinculando los supuestos con la conclusión, concluyendo que si todos los supuestos son verdades la conclusión también lo es. La conclusión de este razonamiento resultará falso o verdadero dependiendo de la generalización. El objetivo de este pensamiento es llegar a una conclusión general, sin que sea necesario que esta será acertada o no. Uno de los mejores ejemplos del razonamiento deductivo es el silogismo, dos premisas y una conclusión.  
Ejemplo.  
Premisa 1: todos los seres humanos morirán. 
Premisa 2: Antonio es un ser humano. 
Conclusión: Antonio morirá. 

Inductivo. Genera ideas generalizadas partiendo de ejemplos particulares sin tener en cuenta las afirmaciones generales. Suelen darse generalizaciones de casos poco específicos considerándose un método de deducción impreciso, por carecer de lógica. Parte de algo específico para llegar a una conclusión general y concluye que, si las premisas son verdaderas, la conclusión también lo es por extensión. 
Ejemplo 
Premisa 1: Berta comió chocolate, pero no le sentó bien.  
Premisa 2: Carla también comió chocolate y también le sentó mal.  
Conclusión: Si comes chocolate te sentará mal. 


PENSAMIENTO ANALÍTICO/CREATIVO: 
Aunque comparte ciertos paralelismos con los pensamientos convergentes/divergentes, estos razonamientos suelen presentarse en los análisis situacionales, gestiones de crisis y resolución de conflictos.  

Creativo. Se alimenta de nuevas ideas enlazando pensamientos que no tiene una conexión aparente, concibiendo soluciones originales y únicas ante los problemas mediante la objeción a los principios obvios, inamovibles o evidentes. Estrechamente asociado a las relaciones y las emociones. Tiene como principal característica el cambio de modelos establecidos tratando los problemas con soluciones única y originales. Evalúa de forma lateral.  

Analítico. Fundamentado en evidencias y no en emociones. Estrictamente metódico y detallista, desarrollando y organizando los pensamientos con precisión. Desengrana los problemas en partes para entender las conexiones de las mismas, identificando las partes importantes de las irrelevantes y desechando estas últimas, con el objetivo de asegurar los mejores resultados. Evalúa de forma lineal cada circunstancia.  

PENSAMIENTO MÁGICO/HISTÓRICO: 

Mágico. Se crean ideas que no tienen nada que ver con la realidad. Se establecen relaciones en las acciones que se perciben conclusiones carentes de lógica cuando no se ha desarrollado un sistema que valide las hipótesis. Suele inclinarse a sostener explicaciones místicas y carentes de objetividad.  

Histórico. Pensamiento lineal, fundamentado en la memoria y la recopilación de datos que posteriormente servirán de puntos de referencia, construye el mecanismo con el que enlazamos pasado, presente y futuro. Aprovechamiento del almacenamiento de paralelismos y relaciones para hacer juicios en base a criterios existentes y experiencias pasadas.  

Y ahora, como dijo el poeta Horacio: ¡Atrévete a pensar! A lo que yo le añadiría: no tienes nada que perder.  En definitiva, es gratis, y mucho a ganar, como alcanzar la mejor versión de ti mismo. 
¡Comparte!

LinkedIn Twitter Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.