Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Si defiendes tus límites te los quedas.


La creatividad es una habilidad olvidada. Partimos de la certeza, en muchas ocasiones, que o la tienes o no. Pero en lugar de centrarnos en esta afirmación yo propondría centrarnos en una pregunta. ¿Estás interesado/a en desarrollarla o no? 
Siempre defenderé que la calidad de las preguntas que nos hacemos determinará nuestras respuestas, y en cadena de sucesos, estas nos impulsarán a la acción. Por lo que, si defiendes tus limites, te los quedas.  

La creatividad es una habilidad que no está conectada a la alta inteligencia. Y está al alcance de cualquiera de nosotros potenciarla para extraer el máximo rendimiento de esta habilidad.   

Son muchas las técnicas que están a nuestro alcance para maximizar la creatividad. Tantas como expertos que las desarrollan, apoyados en la ciencia y el estudio. Como personas que las prueban y las defienden o las marginan en el olvido por su ineficacia.  


Llegados a este punto, no me corresponde desvelar aquellas técnicas mágicas e infalibles que te conviertan en la personificación de la creatividad. Simplemente puedo argumentar aquellas que tras mi propia experiencia o experiencias compartidas me han generado una mayor confianza por los resultados obtenidos. 
  • Anotar en algún lugar todas las ideas que se nos ocurran es una buena fórmula. No entres en consideraciones de si las ideas son buenas, malas o regulares, simplemente anótala. Revisa de vez en cuando tu libreta de ideas, en ella puedes encontrar inspiración. La combinación de varias, o una de ellas puede ser la clave para tu próximo gran proyecto, tu próximo gran éxito o simplemente una incubadora de proyectos futuros.  
Nuestra cabeza está para tener ideas, no para almacenarlas. Lo malo de las buenas ideas es que como los malos amantes se olvidan con facilidad, nuestra memoria no es nuestra mejor aliada en cuanto a creatividad se refiere. 
  • La base de la mente creativa está potenciada por la curiosidad como puedes leer en el artículo de este blog: La curiosidad no mató al gato. Le hizo aprender.  Plantearte dudas te conducirá a informarte y a pensar por ti mismo. Hacerte preguntas constantemente pueden llevarte a respuestas que impulsen tu creatividad.  
  • Relaciónate con personas que te inspiren, una conversación que no tiene porqué ser especialmente trascendental puede ser una valiosa fuente de inspiración para tu creatividad. Todos contamos con personas en nuestro entorno que nos impulsan a sacar lo mejor de nosotros mismos, en su compañía construimos nuestras mejores ideas, proyectos o soluciones. No desperdicies este valioso recurso.  
  • Descúbrete y conócete, saber q entornos nos estimulan, aprovechar esos momentos del día en que nuestra mente parece que fluya sola, que te emociona y te motiva. No todos nos sentimos inspirados por las mismas cosas, ni los mismos estímulos la intensidad de las experiencias para cada uno de nosotros tendrá diferentes grados. Conocerte y saber q puedes aprovechar al máximo en cada circunstancia será una valiosa herramienta.  
  • Rodéate de buenas ideas, cuantas más y mejores sean, más fácil te será desarrollar puntos de vista nuevos y originales. Los contenidos que consumimos deben aportarte valor significativo, al igual que lo que comemos son un factor determinante en nuestra salud.  
Tener referentes en los que inspirarnos a través de sus ideas y teorías, las ideas de los demás te acompañan a desarrollar la propia. La creatividad se alimenta del robo, pero hablamos de robar y no de copiar, ser creativo y original no implica ser el primero.  
  • Asume riesgos, la creatividad es una invitación a salir de tu zona de confort y a encontrar el perfecto equilibrio entre el orden y el caos. Es una de las formas que tiene nuestro cerebro de crear asociaciones 
Cometer errores es la forma más fácil de llegar a las buenas ideas. Los errores como experiencias de aprendizaje te aportarán valiosos recursos creativos.  
  • Técnicas específicas, ampliamente conocidas como el brainstormingscamperbrinwriting, por mencionar las más empleadas.  
  • Tarjetas oblicuas, en ellas encuentras aforismos o paradojas prácticas sobre procesos creativos. Bautizadas por algunos como el “oráculo de la creatividad”, favorecen la conexión de ideas. Buscar la conexión entre dos ideas que carecen de aparente conexión te ayudarán a desarrollar la capacidad de análisis desde nuevas perspectivas, es decir, el pensamiento lateral. 
La creatividad es una buena forma de desafiarnos a nosotros mismos, abrir la mente y atrevernos a pensar diferente. No existe una fórmula mágica que pueda hacernos más creativos, son tantas las formas y técnicas como personas. Puedes encontrar que las teorías expuestas hasta ahora te funcionen todas, lo cual sería bastante improbable (inclusive imposible), alguna de ellas o que la creatividad innata que hay en ti te lleve a desarrollar tu propio sistema combinando varias de ellas.  

Hasta aquí la única pretensión es ofrecerte una guía que te sirva de orientación y te ayude a tener un punto de partida, y maximizar esta habilidad natural que todos tenemos, llevarla al máximo nivel.  

Como siempre digo: concédete alcanzar la mejor versión de ti mismo.  

    
Artículos relacionados: 
  ¡Comparte!

LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.