Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Empresas Rowe. La importancia del “Qué” en detrimento del “Dónde”.


Jeff Gunther ha sido de los primeros en convertir su empresa en una ROWE. Meddius fue el laboratorio para implementar este modelo, como Gunther explica en su libro Drive. Desarrolló un test de 90 días y los resultados fueron un aumento de la productividad y una diminución del estrés notables entre los trabajadores de, Meddius lo cual era una clara señal de que iban en la dirección correcta.  
Lo que nos lleva la pregunta, ¿qué es una ROWE? En inglés, results only work enviroment. Es decir, entornos de trabajo orientados a resultados. Son aquellas empresas en las que los objetivos de la empresa son una prioridad al margen de factores que se consideran secundarios, incluso irrelevantes, como el entorno físico de trabajo o la restricción horaria. 

Es decir, la que prevalece es la importancia de: “qué hacemos” muy por encima del: “dónde lo hacemos” o “cuántas horas le dedicamos”.  

Gunther, explica de su experiencia en Meddius, el reto que representó la transición de un entorno laboral tradicional hasta convertirse en una empresa ROWE, asumiendo que se trataba de una de las decisiones estratégicas más arriesgadas debiendo afrontar que no todos estuvieran de acuerdo con la decisión. 
No fueron pocos los que lo enfrentaron considerando que era una decisión irresponsable y temeraria que implicaba demasiados riesgos.   

Esta decisión originó una rápida reacción por parte de los integrantes del equipo de Meddius que tenían una gran resistencia a los cambios, que estaban cómodos y acostumbrados a entornos excesivamente estructurados y estrictos, que fueron abandonando de forma gradual y voluntaria la organización.  
Con la salida de este grupo de personas, la rotación voluntaria de la compañía descendió hasta ser prácticamente inexistente.  

Como explica Borja Vilaseca en su libro: “Qué harías si no tuvieras miedo”, hemos pasado de las cavernas a las oficinas, dejando atrás la “Era Agrícola” la “Era Industrial”, actualmente estaríamos en la “Era del Conocimiento”.  

La realidad es que actualmente la estructura organizacional de la mayoría de las empresas sigue anclada en la “Era Industrial”. Pero el mundo ha cambiado y el nuevo paradigma indica las claras diferencias entre el presente de la era del conocimiento y el ayer de la era industrial.  

Mario Benedetti dijo: Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas. Esto es justamente lo que les ha sucedido a muchas organizaciones. Cuando creían tener todas las soluciones para el desarrollo de su actividad profesional se han sorprendido teniendo que replantear todo el modelo.
Son muchos los analistas reconocidos que comparten la idea de que las empresas españolas cuentan con un sistema de valoración de productividad claramente obsoleta y anquilosada.  

La esencia de una Rowe es que todos los integrantes de la organización sólo tienen una obligación para con ella: entregar su parte del trabajo en tiempo y forma. La empresa, por su parte, asumirá la obligación y la responsabilidad de: poner a disposición de los componentes del organigrama de la empresa todas las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo desde cualquier punto y en remoto. A través de entornos virtuales y herramientas de software adaptadas a cubrir todas las necesidades.  

La empresa prescinde de la necesidad de controlar el trabajo y las horas que se emplean, siendo remunerados en función de los objetivos cumplidos. El trabajador tiene la libertad de desarrollar su trabajo sin ataduras y asumiendo la responsabilidad de su propio rendimiento.  

Llegados a este punto, ¿cuáles serían las ventajas y desventajas que asumiremos ante un cambio hacía convertir una empresa en una Rowe?: 

Ventajas:  
  • Al verse reducidos sus niveles de estrés, los trabajadores aumentan su productividad, capacidad de toma de decisión, resolución de problemas e innovación.  
  • Reducción de los días de baja o absentismo, puesto que el trabajador puede organizarse sin acudir obligatoriamente a la oficina.  
  • Reducción de la rotación e incremento de la retención de talento.  
  • Aumento de la productividad.  
  • Ahorro energético y logístico de la organización.  
Desventajas:  
  • Pueden ser entornos difíciles de gestionar debido a las dificultades de comunicación entre trabajadores que trabajan en remoto en distintas franjas horarias.  
  • Pueden darse situaciones poco éticas cuando el objetivo es la consecución de un resultado sin dar un peso específico a cómo se obtenga.  
  • Es un sistema complicado de adoptar por personas poco disciplinada y organizadas, que no cuenten con herramientas de automotivación.  
  • Requiere una gran inversión en conocer detalladamente todos los procesos de trabajo y en desarrollar una metodología de evaluación y desempeño.  
Este sistema no puede aplicarse a todas las actividades, pero es hora de plantearse un cambio de filosofía, empezar a adoptar nuevos paradigmas que ayuden a las organizaciones a entender y adoptar la era del conocimiento donde la prioridad es el talento más que el presentismo.  

Dale la posibilidad a la persona de gestionar un proyecto casi como si fuera propio y ganarás un socio. Según Dale Carnegie: "Expresar nuestra fe en las capacidades de una persona puede ayudarle a lograr mucho más de lo que él mismo creía posible, y hacerle sentir más importante de lo que nunca se ha sentido." 

Os deseo un futuro de sabias decisiones.  

¡Comparte!

LinkedIn Twitter Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.