Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

El peso de las soft skills en la empleabilidad.


Recientemente se ha publicado el Análisis Linkedin Global Talent Trends 2019Éste ha evidenciado que el 92% de los profesionales del talento consultados considera que las habilidades blandas o mayoritariamente conocidas como “soft skills” son tan importantes, sino más, que los conocimientos técnicos.  

Curiosamente, estos datos contradicen un poco la realidad puesto que en la mayoría de filtros automáticos que un perfil debe pasar cuando presenta su candidatura son las llamadas “hard skills” o conocimientos técnicos específicos, asociados a una titulación académica. 

Posiblemente, este sea el motivo por el que se ha podido constatar, a través del el Análisis Linkedin Global Talent Trends 2019que el 90% de las malas contrataciones suelen ser en parte porque los perfiles seleccionados carecen de las soft skills necesarias.  

 Y ¿qué consideraríamos como “soft skills”? Son esas competencias, habilidades, hábitoscomportamientos y rasgos productivos de la personalidad de un individuo que se caracterizan por la forma de relacionarse con el entorno y su rendimiento individual.  
Generalmente son perfiles polivalentes, decididos, con mentalidad abierta y con una gran curiosidad. Estos perfiles aportan un gran valor añadido por su visión novedosa y renovada.  
Estos individuos suelen destacar por tener en su currículum trayectorias con reorientaciones constantes, polivalencia en sus funciones en los roles desarrollados en sus experiencias profesionales, diversidad de sectores y un detalle importante, “pocos diplomas”.  

“Las soft skills son una parte muy importante de la contribución que un trabajador aporta al éxito de una organización”  

¿Cuáles serían las habilidades que se podrían englobar en las soft skills? Serían todas aquellas habilidades interpersonales, de comunicación, personalidad, inteligencia social e inteligencia emocional.  
Entre las más valoradas encontramos:  


La dirección hacia la que nos encaminamos es que los trabajos rutinarios y repetitivos sean automatizados, por lo que será necesario que los trabajadores desarrollen las “soft skills”, sobre todo habilidades creativas, de búsqueda, de desarrollo, de comunicación, liderazgo, gestión del estrés, planificación y organización, adaptación y flexibilidad.  

Las empresas necesitan personas que además de poseer los conocimientos técnicos para desarrollar su trabajo puedan capacitar a otros, formar equipos, aprender y asumir nuevos restos adaptándose con facilidad y rapidez a los cambios que el entorno globalizado exige hoy.  

Este es el aumento del capital intelectual y el conocimiento que requiere hoy en día cualquier organización que pretenda ser competitiva, y del cual los candidatos o futuros empleados deben ser conscientes. 

No debemos posponer el desarrollo profesional para mejorar nuestra empleabilidad, y esto no pasa solamente por renovar “títulos académicos” con las necesidades actuales. También debemos revisar nuestras “soft skills” porque, en definitiva, serán las que realmente marquen la diferencia.  

Y alcanza la mejor versión de ti mismo. 

¡Comparte!

LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email


Artículos recomendados.