Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Neurocomunicación. Filtros de la comunción interpersonal.

Cuando hablamos de neurocomunicación nos estamos refiriendo a la aplicación de la neurociencia a los procesos de comunicación humana. En la práctica, significa entender y mejorar la comunicación interpersonal y social, ya sea en el ámbito del liderazgo, la política, el periodismo, el marketing, o cualquiera de sus formas.  


A través de la neurociencia hemos aprendido que nuestro cerebro intenta procurarnos los mejores resultados posibles, aplicando el menor esfuerzo posible. Así que, cuando recibimos un mensaje nuestro cerebro calcula la relación “interés - esfuerzo”, dando la suficiente prioridad a los mensajes que nos resultan interesantes como para que valga la pena prestar atención y entenderlo.  

La comunicación interpersonal representa un reto en sí misma. Nos encontramos con barreras y ruidos que distorsionan la comunicación como los filtros mentales, también llamados filtros internos o metaprogramas, que harán que el receptor de nuestro mensaje haga una traducción, probablemente no muy acertada, de nuestro mensaje.  

Estos filtros internos pueden ser:  






Hasta ahora hemos visto los factores que tendremos en cuenta cuando nos comuniquemos. Hemos visto a grandes rasgos los filtros internos o metaprogramas, pero ¿qué más debemos tener en cuenta?  Las necesidades de nuestro interlocutor.  

Los 4 modelos son:  











































Si tenemos en cuenta todos lo expuesto, son muchas las posibilidades de mejorar el resultado de nuestra comunicación. Detectar el modelo y orientación predominante de nuestro interlocutor nos permitirá adaptar nuestro mensaje a sus características.  

Sabiendo que nuestros receptores tendrán activados sus propios filtros y metaprogramas, podremos ser más respetuosos en nuestra interacción, procurando generar mensajes neutros que eviten colisionar con los filtros de nuestro interlocutor.  

Nuestro mensaje debe ser personal, relevante para el receptor y contextualizado, recíproco, dando la oportunidad de entrar en un debate memorable. Cuanto más memorable y mayor impacto consigamos sobre las emociones, mayor durabilidad tendrá el mensaje en nuestro interlocutor.  

El resultado de la comunicación es la respuesta que obtenemos, independientemente de nuestra intención. Esta comunicación debe ser asertiva, eficaz y completa, con el fin de que nos reporte los resultados esperados. 

Y espero que ahora cuentes con algunas herramientas más para conseguirlo.  
LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.