Elige tu idioma:

Archivo del Blog:

Principio de Pareto la regla del 80/20


Vilfredo Pareto fue un economista y sociólogo que ideó la ley de distribución de los ingresos, también conocida como “Principio de Pareto”, o la regla del 80/20.  
Este principio determinaba que el 80% de la riqueza era producida por el 20% de la población, y esto se ha podido extrapolar a muchos ámbitos más, como la gestión del tiempo y la toma de decisiones.  

“El 80% de nuestros resultados procede del 20% de los esfuerzos que realizamos”  

Este principio nos invita a reflexionar sobre cómo invertimos nuestro tiempo y a diferenciar entre lo obligatorio (80%) y lo estratégico (20%). 

Si estamos invirtiendo nuestro tiempo en tareas 80 debemos buscar un sistema para automatizar, delegar o externalizar esas tareas.  

Discernir y determinar dónde focalizamos nuestros esfuerzos es la gran llave a la productividad y la eficiencia. Al ser más productivos lograremos mejores resultados en el menor tiempo posible, mejorando nuestra calidad de vida.  

Prioriza tus tareas o actividades determinando en qué bloque debe estar cada una de ellas. Ten presente que nes determinante el número de acciones o tareas que incluyes en el 80 o el 20, lo realmente importante es determinar las acciones dominantes, en las que deberíamos estar enfocando nuestros esfuerzos productivos.  

¿Cómo aplicar el “El Principio de Pareto”? 
  • Identificar: ¿Cuáles son las actividades que debes realizar el 20% de tu tiempo que te reportarán el 80% de los resultados de tu trabajo?   
  • Momento genio: dedícale tu horario más productivo, o “momento genio”, esas horas el día en que te encuentras en tu pico de máxima concentración. Identificarás tu “momento genio” porque el trabajo fluye con facilidad y eres más productivo. Cada uno de nosotros detectamos en qué momento del día alcanzamos este pico productivo, alguno lo alcanzamos por la mañana, otros al medio día o por la noche. No es importante el cuándo, es importante detectarlo y sacarle el máximo provecho.  
  • Protege tu momento genio: minimiza la interrupción en tu momento de máxima concentración y creatividad. Debes dar a conocer tu disponibilidad, encuentra la fórmula de mostrar tu predisposición a la interrupción y proteger esas horas de máxima productividad.  
  • Revisa prioridades y resultados: ¿El 80% del tiempo invertido hoy ha sido un 20% productivo? ¡Perfecto! Si no es así, revisa tu planificación de tareas e identifica: ¿has evaluado correctamente las tareas?, ¿Has invertido tu momento genio en las tareas 20?.  
"Los resultados vendrán determinados por las respuestas a
las preguntas que nos hagamos." 

Al ser consciente de la gran cantidad de acciones que realizamos diariamente, que proporcionan nulos o bajos resultados, lo aconsejable será eliminarlas o reducirlas lo máximo posible para poder dedicarnos a lo que realmente sea productivo. 

Así que, no intentes hacer más. Simplemente haz más de lo que realmente funciona.

LinkedIn Gorjeo Facebook WhatsApp Email

Artículos recomendados.